¡Más allá de las medallas ... la sonrisa!

Cierro los ojos y lo sigo disfrutando…

La semana pasada, participé en el Campeonato Nacional de Natación Masters, Cancún 2015, y ma ha tomado algunos días hacer una reflexión sobre el evento… porque estoy segura que todos los nadadores que compitieron en este campeonato tuvieron la misma sensación que tuve yo, competir natación, una actividad que nos apasiona, en esta etapa de la vida es ¡un privilegio!

¡Somos muy afortunados ! Aquí las consideraciones:

1.- Tener la oportunidad de practicar actividad física como parte de la rutina diaria es una vitamina ¡ÚNICA! El libro “Younger Next Year” (Más joven el próximo año), hace una referencia explícita de los beneficios de la actividad física durante cualquier etapa del desarrollo de una persona, y mucho más, durante la etapa de adultos y adultos mayores. No hay fórmulas mágicas, ni cremas, inyecciones, cirugías, medicamentos nada que nos permita tener vitalidad y nos ayude a mantener y preservar la salud como la actividad física, ejercicio, práctica de un deporte, en nuestro caso, natación, y una alimentación balanceada.

2.- Prepararnos durante algunos meses, y en ocasiones años, para participar en un campeonato de natación o bien, en un evento deportivo es un a manera de caminar por la vida trazando un camino que va dejando una huella profunda para los que vienen atrás de nosotros. Además, cuando entrenamos en equipo, los días tienen un momento muy especial que se llama “la hora de entrenar” y que estoy segura que a todos nos deja una sonrisa para el día.

3.- Más allá de la competencia o bien, el evento deportivo correspondiente llámese triatlón, maratón, carrera, evento de aguas abiertas, torneo de tenis, o cualquiera similar, lo mejor es lo que queda después de las medallas…

Esa sensación de sabernos mucho más que vencedores, de haber dado todo, de haber vencido nuestros límites, de terminar el evento con una gran sonrisa y al pasar de  los días, cerrar los ojos y seguirlo disfrutando, eso nos motiva a seguir soñando para el próximo evento, porque estos son ¡de los mejores momentos de la vida!

A todos los que me leen, los nadadores y los que no lo son, les deseo que al pasar de los días, cierren los ojos y ¡sigan disfrutando los mejores momentos de su vida!

¡Más allá de las medallas ... la sonrisa!
¡Más allá de las medallas … la sonrisa!

yo