image

¡Ojalá todas mis caídas en la vida, fueran de la bici!

image

Estos últimos días, he tenido la oportunidad de seguir, al menos un ratito, las transmisiones del emblemático Tour de France, que en esta edición, cumple 100 años de celebrarse desde 1913. Más allá de su historia, y situaciones relacionadas con doping durante los últimos años, a mi me parece un evento deportivo increíble. Más allá de lo que le ha llovido al TDF, es una prueba fascinante en la que se pone a reto muchas cosas: trabajo en equipo, trabajo individual, fuerza, entereza, entrenamiento, recuperación, coraje e inclusive sufrimiento,  y siempre la belleza de lo que implica la bici.

Lo digo tal cual porque así es, ¡la belleza de andar en bici!; y es que justamente, ayer, coincidió con un evento en el que yo tenía que rodar  (darle a la bici), un rato y aún y cuando mi bici llevaba en la bodega algunas semanas, casi meses, al sacarla y prepararla para el evento vinieron a mi cabeza tantos momentos increíbles que he pasado en la bici, entrenando y rodando en diferentes eventos,  que hice una sonrisa enorme.

Para los niños y niñas, la bici, para los jóvenes y adultos también y es que andar en bici es una actividad física increíble y muy divertida. Además es un ejercicio que se puede compartir con la familia y por ahí dicen que para los niños, aprender a andar en bici es uno de los grandes pasos del aprendizaje y de su crecimiento. ¿Dónde andar en bici? Como todo en la vida, búscale un lugar y verás que lo vas a encontrar, seguramente un parque, un circuito semanal durante el fin de semana,  unas cuadras por tu casa, en fin que el lugar no te detenga para disfrutar de andar en bici.

Ayer, al subirme a mi bici, también recordé todas las caídas que he tenido y me acordé de lo que un día alguien me dijo: en la bici hay dos tipos de personas: ¡los que ya se cayeron, y los que se van a caer!, así que ánimo, eso sí, siempre casco, guantes y rodilleras en su caso.., y yo lo pienso y digo, ¡ojalá todas mis caídas en la vida fueran de la bici! ¿Qué hacer después de la caída? ¡Pues sacudirte el raspón y a seguirle!

¡Diviértete!