¡Una rica ensalada siempre una buena opción!

Ya desayuné y sigo muerta de hambre…

¡Ya desayuné y sigo muerta de hambre!

En otras ocasiones me pasa que tengo hambre todo el día….. A veces, durante la hora de la comida me como  dos porciones más de proteína y verduras y terminando de comer pienso que ahora sí no me vuelve a dar hambre hasta al día siguiente y cuál es mi sorpresa que a las cinco horas otra vez tengo hambre y trato de engañar a mi mente cenando muy poquito y a la media noche me despierto, no puedo dormir, me duele la cabeza y,  ¿qué creen? ¡es hambre!   Entonces tengo que comer una manzana y un yogurt o una porción de cereal o medio sandwich y entonces sí, ya me puedo dormir.

Si a mi me pasa esto, estoy segura que a muchas personas más les sucede lo mismo… o algo similar, y hace unos días platicando este tema con algunos amigos, todos coincidimos en que una persona sana y con actividad física durante el día, es normal que tenga hambre y necesite comer lo suficiente durante el día para poder recuperar la energía perdida y en la noche descansar correctamente para iniciar actividades al día siguiente.

También, coincidimos en que a los niños les sucede lo mismo y sin embargo, hoy el índice de sobrepeso infantil en nuestro país es altísimo y es una situación que puede llevar a los niños con sobrepeso, a jóvenes con sobrepeso que pueden desencadenar enfermedades tales como obesidad y diabetes y con ello poner en riesgo su salud.

Me he quedado pensando en este asunto y he llegado a algunas conclusiones que aquí comparto:

1.- Comer lo suficiente durante el día pero de una forma distinta…. es decir, debemos de aprovechar una cualidad maravillosa que tenemos los seres humanos en relación con la comida, ¡la creatividad! La cantidad de actividades y la falta de tiempo nos ha llevado a comer de manera rutinaria, es decir, comemos lo mismo y en ocasiones lo más engordativo y esto no necesariamente es lo más económico. Esto no solo nos hace daño a los adultos pero mucho más a los niños… seamos creativos a la hora de comprar y preparar alimentos.

2.- Aumenta tus porciones de verduras al doble o triple y la porción de tus hijos también. Y nuevamente aquí entrará la creatividad para que las verduras se conviertan en tu mejor aliado.

3.- No dejes huecos que llenas con galletitas… y menos a los niños. Es mejor que se coman una porción extra de proteína o carbohidratos complejos a que esos huecos los llenen de dulces y galletas.  Una manzana o dos puede ser mucho mejor que un paquete de galletas.

Una propuesta. AGUA para vivir….. no necesitamos ingerir bebidas con azúcar o glucosa, si comemos lo suficiente, el agua simple será siempre la mejor opción y para tus hijos también… los juguitos, bebidas electrolíticas o refrescos contienen una cantidad importante de azúcar que no necesitan y les puede estar produciendo sobrepeso. Inclusive, los jugos naturales, contienen mucha glucosa, en su caso, es mejor que coman una naranja completa que el jugo de cuatro naranjas.

Son tres tips muy sencillos pero muy eficientes y una propuesta que nos ayudará a vivir mejor y a nuestros hijos también. En pocos días voy a ser madrina de varios niños que llevan entrenando casi un año para nadar en el lago de Teques 3:8 kms y con ello han trabajado muchísimo para combatir el sobrepeso y empezar a tener una mejor calidad de vida con bienestar y salud. Todo mi apoyo para ellos y para tantos más, que día a día, tratan de llevar una vida saludable, el sobrepeso no es una cuestión de status socioeconómico, es una cuestión de compromiso inclusive para aquéllos que lo poco que tienen de comer es una bolsa de fritangas… hoy esos niños están luchando por cambiar sus hábitos y comer de una manera más sana. En hora buena para Brazadas contra la Obesidad A.C., que crezca mucho y su apoyo llegue a miles!

Brazadas contra la Obesidad, A.C.
Brazadas contra la Obesidad, A.C.
Tu mejor aliado..¡una manzana!
Tu mejor aliado..¡una manzana!
¡Una rica ensalada siempre una buena opción!
¡Una rica ensalada siempre una buena opción!