Nuevos goggles para ver con claridad...

Para enero, goggles nuevos…

Nuevos goggles para ver con claridad...
Nuevos goggles para ver con claridad…

A mí enero, ¡me llegó con todo!

Todavía no estamos a mitad de mes, y estos días han sido tremendamente complicados, en todos sentidos, y pareciera como que hago y hago cosas y cada actividad se reproduce y genera más trabajo y más y más…

He tratado de mantener mi entrenamiento como una prioridad de mi día, porque aún y cuando apenas está empezando el año, yo estoy entrenando fuerte y esperando que las autoridades de un nado al que me inscribí hace un par de meses me confirmen, así que todas las mañanas reviso mis correos a ver si ya llega la confirmación pero he tenido que ser paciente y seguir esperando y entrenando. Estoy tratando de nadar 4kms todos los días y un poco más el sábado, una vez que tenga la confirmación empezaré a aumentar el kilometraje de nado semanal.

Al terminar de entrenar mis días se van complicando. Hace poco más de un mes, dejé mi trabajo en Grupo Martí, después de haber trabajado en esta empresa los últimos 5años de mi vida,  buscando la manera de independizarme para crecer profesional y económicamente y de esta manera sacar adelante mi casa y mis hijos, y sin embargo, aún y cuando trato de hacer todo lo necesario para seguir adelante aveces pareciera que estoy como en una nube. Entre juntas en la escuela de mis hijos, trámites del IMSS, reuniones para buscar clientes nuevos, proyectos que Eduardo mi esposo inició y yo estoy tratando de continuar, reuniones para iniciar nuevos proyectos personales, llamadas, citas y para acabarla de amolar, el predial y la tenencia y demás que se van acumulando durante el día, llega la noche y estoy abrumada,  y precisamente ayer, soñé que, ¡estaba nadando con los goggles empañados!

Los que nadamos siempre buscamos que nuestros goggles nos queden perfecto y además, que no se  meta agua durante el nado y que no se empañen, para los nadadores de aguas abiertas, eventualmente se nos empañan los goggles y son momentos complicados porque pareciera que vamos nadando como en una nube y no vemos… lo más fácil en estos casos es quitarte los googles y limpiarlos para que se desempeñen o bien ponerte unos goggles nuevos que no estén empañados y podamos ver bien y seguir nadando…

Hoy decidí estrenar googles y ponerme unos nuevos que me permitan ver bien y tirar a la basura la mirada empañada y abrumada que he tenido los últimos días, para poder ver de diferente manera y sobretodo con claridad todo los momentos y situaciones. Aunque  enero me haya llegado con todo, si veo bien el panorama, con mis goggles nuevos, será mucho más fácil ir resolviendo cada cosa y darle la importancia debida a cada momento y situación, así que, ¡a estrenar goggles!  Si a ti te pasa lo mismo,  ¡ponte unos googles nuevos y verás como todo se ve mucho más claro!