IMG_2218

Voy a despedir el 2015,…¡Nadando!

¿Que si ya quiero que termine el año?

La mayoría de las mañanas de este año he amanecido con ojos como de pez globo, rojos e inflamados, he llorado tanto que yo hubiera pensado que en algún momento mi sistema de lágrimas me haría un “se acabaron las lágrimas ” y no, ha sido muy eficiente, y me ha permitido seguir llorando, no todos los días como hace unos meses, pero sí de vez en cuando….

No solo he llorado por el dolor de la muerte de Eduardo sino también por ver a mis hijos sufrir… cada uno a su manera, pero cada uno con su tristeza que provoca en mí mucho dolor  y también, en ocasiones, lo que más me ha dolido es que he estado a punto de convertirme en aquello que más temo… en alguien con angustia y depresión, incapaz de salir adelante y con miedo a lo que está por venir… ¡esto me rompe el corazón y me hace sentir una impotencia tremenda!

Y sin embargo, el cambio de día en el calendario no hará que el dolor desaparezca o bien, tampoco resolverá los asuntos que me angustian y me ponen a pensar para resolver complicaciones…. soy yo, la que decido que aunque este año no terminara nunca, yo sé que con mi voluntad, las cosas serán mejores cada día… probablemente con más problemas pero que al menos estos días de dolor me hayan fortalecido para los próximos nados…. ¡Sí, para los próximos nados!

¿Cómo quiero despedir el año? ¡Nadando! Dejando en el agua mucho dolor, angustia, miedo, incertidumbre, y en fin, todo eso que me hace lastre y me pesa y me hace sentir que cada brazada en la vida me pesa… quiero despedir el año, nadando para renovar mi energía, para salir del agua con todo el entusiasmo por lo que traerá 2016….con los brazos pesados de fortaleza y alegría, las piernas cargadas de salud y con conchas y caracoles que se me hayan  pegado en el camino, para regalar y compartir, con el pecho lleno de alegría y gozo y con toda la sal del mar para que cada día del 2016 me sepa a sal de mar… a la sal de la vida, y sobretodo, con los pulmones a reventar, llenos de un oxígeno renovado cargado de puro amor!

Nadando,  despediré 2015 para esperar un 2016 que sea un año  lleno de bendiciones para Lalo y Andrea, para toda mi familia y mis amigos y seres queridos y para ti que me lees y me acompañas en mis nados por este viaje insuperable que se llama vida..

Que Dios te bendiga siempre…Así sea!

 

IMG_2218

IMG_2532