RETO2006

Días de sol…. días de vacaciones!

Nadando al amanecer

Pocos momentos en la vida he disfrutado tanto como empezar a nadar en el mar en la madrugada…. las primeras brazadas, el mar muy oscuro pero tranquilo, sin viento y sin oleaje….cuando giro mi cabeza para respirar apenas se ve una línea anaranjada que indica que la luz se va abriendo camino.. a los pocos minutos, el mar deja de ser tan oscuro y se transforma en un azul profundo en el que aún se distinguen burbujas fosforescentes que iluminan la estela que dejan mis brazadas, y en un instante, una sorpresa, el primer rayo de sol… 

Ya faltan muy poquitos días para las vacaciones y me parece que todos estamos emocionados; siempre unos días de descanso son bienvenidos. Para los que vivimos en la Ciudad de México, ya nos urgen, entre la ventolera de la semana pasada y la contingencia ambiental de esta semana, ¡unos días de vacaciones nos van a caer muy bien a los habitantes de la CDMX y a la ciudad también!

 

Mis hijos y yo iremos unos días a la playa, y al parecer,  ¡ya tienen las maletas listas!   Mi recomendación: les falta una gorra para el sol y bloqueador solar, y a mis palabras, Andrea me dice, “mamá, ha estado muy nublado no se necesita bloqueador”…. y en realidad , sí se necesita y ¡mucho!

Una vez que aparece el primer rayo de sol en el horizonte, los minutos pasan rápido y el sol pareciera que toma velocidad y así como ilumina de manera espectacular y nos hace disfrutar con su luz brillante y su calor, también nos puede lastimar la piel si no tomamos precauciones al respecto, así que para todos los que vamos a pasar algunos días en la playa, mucho bloqueador solar y que sea resistente al agua… la mejor manera de usarlo es aplicarlo una media hora antes de la exposición al sol y cada hora o máximo hora y media volver a aplicar.  Aunque parezca que está nublado o que es muy temprano, siempre aplicar bloqueador solar, aunque sean pocos minutos en el sol, un ratito, mucho bloqueador. Es mucho mejor bloquearte siempre  para que disfrutes de muchas horas de sol…

Cuento los días para poder amanecer en el mar y ver ese primer rayo de sol mientras voy nadando sabiendo que mis brazadas están formando el camino para llegar a Japón… Ese primer rayo de sol que significa una sonrisa de la vida y una bendición de saberme viva un día más,  en ese momento, y como lo hago cada día, cerraré los ojos para con el corazón, decir ¡Gracias!

Mariel Hawley Nadando